Lo Último

martes, 6 de septiembre de 2016

Administrador

Letras de Fútbol │ Tres cambios obligados y una victoria necesaria para reivindicarnos antes la historia, ¿Qué hacer?

 


Por: Iván Nassim Agüín Parada pastornassim@gmail.com

VENEZUELA VS ARGENTINA, TRES CAMBIOS OBLIGADOS Y UNA VICTORIA NECESARIA PARA REIVINDICARNOS ANTE LA HISTORIA, ¿QUÉ HACER?

Bueno llegó el día de la verdad, llegó el día tan esperado de enfrentarnos contra la Argentina, tengo ya varios días en la ciudad, esperando para verles esta noche, he podido disfrutar de los entrenamientos previos, del reconocimiento de la cancha, de las ruedas de prensa de los DT, y ya tengo una idea clara de lo que nos depara esta noche, una idea clara de la propuesta Vinotinto, de lo que busca y desea nuestro DT.

Dudamel llega con la obligación de encontrar variantes a los tres jugadores habituales que hoy están inhabilitados para jugar, tiene que conseguirles sustitutos, a posiciones claves en las cuales hemos venido sufriendo para encontrarles su dueño, y cuando pareciese que ya los teníamos con Rolf, Ángel y Figuera, hoy con ellos no podemos contar; tenemos dos años sufriendo para conseguir un lateral izquierdo confiable, y cuando lo conseguimos con el menor de los hermanos Feltscher, en el juego importante, contra Argentina no le podremos disfrutar. Igualmente ocurre con Figuera, luego de años buscándose el acompañante de Rincón, cuando lo tenemos, hoy no está, en fin, los cambios obligados para hoy, no son cambios de solución fácil, más bien, existe muchísima dificultad.

Luego de ver las prácticas, de escuchar a Dudamel, no tengo dudas, hoy el lateral es para Villanueva, Vizcarrondo junto a Velásquez va ser la dupla central, estos cambios no sorprenden, son los necesarios y en cierta forma, de carácter elemental; el cambio que intuyo y en cierta forma sorprende, es el de Yangel Herrera, como volante 5 en la medular, pese a sus 18 años, creo que Dudamel hoy le dará la oportunidad de su vida, de mostrarse al mundo, la gran oportunidad de un debutante para que se pueda consagrar.

Estos cambios, según logro entrever, no es lo que le quita el sueño a Dudamel, no, para mí lo de Yangel ni me sorprende, es su pupilo, el muchacho que desde adolecente el mismo ha podido formar, simplemente las circunstancias se han dado, y hoy le ha llegado el día, su hora, su momento para demostrar; el gran problema de Dudamel, es conseguir al jugador que no ha podido encontrarle sustituto en esta convocatoria, la pieza clave en su andamiaje, el hombre orquesta en la Copa América Centenario, el sustituto al Lobito Guerra, este es y ha sido su verdadero dolor de cabeza en estas fechas FIFA, a quien poner, quien puede manejar los hilos, unificar las líneas, ajuntar al grupo en un bloque, quien puede a su vez brindar apoyo a la medular de recuperación, e igualmente, quien pueda apoyarles en la salida, ese ha sido el Lobito Guerra en la era Dudamel, y ni Soteldo, ni Otero, ni Añor, pareciesen que les pudiesen suplantar.

Soteldo puede manejarle los hilos. Ajuntar al grupo al brindar más juego de asociación, unificar líneas, pero es prácticamente nulo su apoyo defensivo, y se pierde su efectividad si se le pone a buscar el balón para brindar salida; Otero no brinda juego asociativo de allí que no unifique líneas, abusa del traslado, de la individual, en el apoyo defensivo puede ayudar, pero tampoco nos es útil a la hora de brindar salida confiable. Respecto Añor pareciese que si tiene todas las herramientas para lograrlo, es lo más parecido a Guerra, puede cumplir con todas las funciones, pero en su primera prueba contra Colombia, pese a no hacer un mal juego, quedo en deuda, no pudo unificar el bloque, no consiguió aliados para la asociación, y se perdió mucho pegado a una banda, muy preocupado en el aspecto defensivo, y no tuvo pulmón, para poder bajar y subirla al momento que se le requería, es decir, la encomienda le quedó grande.

¿Cómo yo solventaría esta situación?, si yo fuese Dudamel, al no tener quien cumpla el libreto de Guerra, es vez de buscarle sustituto, cambiaría más bien el Libreto, planteando el juego como una nueva novela, como otra forma, otra historia al jugar, la posición en la tabla se lo permite, no tendría problemas en ponerse a inventar; el gran problema de la Vinotinto es que con el Chita perdimos la seguridad defensiva que teníamos con Farías, pero ganamos en presión, dinámica e intensidad, ahora tenemos ambas, pero carecemos de algo esencial con el cual poder jugar al futbol, carecemos de manejo, de control del balón, carecemos de dominio de la pelota, de asociaciones, carecemos de lo que nos sobraba en los tiempos de Páez, de un mediocampo que pueda salir jugando, que la controle y la esconda, que con volumen de juego pueda crearse las oportunidades de anotar, carecemos de aquel grandioso medio campo del Pájaro Vera, Zurdo Rojas dándonos salida, junto a los tres zurdos mágicos, Arango, Ricardo David y Urdaneta, desquiciando a sus marcadores, filtrando balones para anotar, si nuestra generación actual de delanteros, con Salomón, Santo y compañía tuviesen atrás hoy, a estos locos de los tiempos de Páez, otro Gallo cantaría, tuviésemos el saco lleno de goles. Es por ello, que en mi imaginario de ser el DT, hoy me la jugaría con tres mágicos volanteando arriba, sin posiciones fijas, que se moviesen arriba con plena libertad, jugaría con Soteldo, Otero, y Añor, juntos, buscando que con sus movimientos, cambios de ritmo, y demás habilidades, desquiciasen ha aquellos que les tengan que marcar; igualmente, blindaría a su vez la contención, colocando a Rincón de Pájaro Vera, y sorprendería a medio mundo con Rosales de acompañante haciendo de zurdo Rojas, con un medio campo así, si no se consigue conducción, manejo y volumen, no sé con qué otro se pudiese jugar, sería una medular equilibrada, mucha ofensiva e inventiva adelante, y garantía abajo a la hora de aguantar, en fin yo me la jugaría de esta manera:

Dani Hernández

Alexander González/ Vizcarrondo – Velásquez / Villanueva

Rosales / Rincón

Añor / Soteldo / Otero

Salomón

Pero como yo no soy DT, ni mucho menos Dudamel, la realidad según lo que he visto y escuchado, el 11 de Venezuela debiese ser el siguiente:
Dani Hernández

Rosales/ Vizcarrondo – Velásquez / Villanueva

Rincón / Herrara

Añor / Peñaranda / Otero

Salomón

Se busca con ello más asociación entre Añor y Otero, este último librando de responsabilidades defensivas de banda a Peñaranda; y el niño prodigio, Peñaranda más suelto, libre de sumarse al ataque, de unirse rápidamente a Salomón, con su pique relampagueante, en procura de una transición ofensiva descomunal; eso es lo que indica el libreto, el papel, pero ya sabemos que el papel aguanta todo y no es garantía de que se materialice en la realidad, solo podremos saber si funciona con el resultado de esta noche; pero lo que sí es seguro, es que luego de lo visto contra Colombia, variantes es seguro que se tienen que buscar.

Por: Iván Nassim Agüín Parada pastornassim@gmail.com

Loading...
Suscribete vía Email :
Siguiente
« Prev Post
Anterior
Next Post »

Comentarios