Lo Último

domingo, 1 de noviembre de 2015

Administrador

Letras de fútbol │ Tenemos a los dos mejores atacantes cabeceadores del fútbol sudamericano, y no les sabemos utilizar.

 

Por: Iván Nassim Agüín Parada pastornassim@gmail.com



TENEMOS A LOS DOS MEJORES ATACANTES CABECEADORES DEL FÚTBOL SUDAMERICANO, Y NO LES SABEMOS UTILIZAR Y DARLES EL MEJOR USO
¿Se viene la era del SASA?


Me he levantado hoy domingo, con mucho animo, con mucho optimismo, ver el reencuentro con el Gol por parte de Salomón Rondón y seguir juego a juego, fin de semana tras fin de semana, observando a Christian Santos destrozar las redes, me llena de alegría; tal gozo no es simplemente por el buen momento que viven, no, es porque me doy cuenta que con este par de atacantes la Vinotinto va explotar, se va terminar con las sequía de goles, estoy seguro de ello y les explico del por qué.



Delanteros letales en el juego aéreo en Sudamérica no hay muchos, si acaso además de este par de venezolanos, tenemos a los peruanos Claudio Pizarro, Paolo Guerrero, al uruguayo Edison Cavani, al ecuatoriano Caicedo, no más; las defensas sudamericanas a excepción de la uruguaya, para lo cual son especialistas, no son virtuosas ni están preparadas para afrontar ataques inclementes por arriba, de allí que esta ventaja, esta bendición que tenemos, si o si, le tenemos que explotar.



El juego aéreo en la Vinotinto, si sumamos a Vizcarrondo, Amorebieta, Tuñez y hasta el mismo Wilker Angel, es nuestra mayor virtud y nuestra mejor ventaja frente a nuestros rivales, no explotar esta faceta del juego de nuestra parte seria una torpeza, una muestra de fatal ineptitud, en el juego contra Brasil, sin necesidad de tener la pelota, quedó plenamente demostrado, la defensa brasilera no hallaba que hacer con Santos, Santos por arriba se les hacia indetenible, cabeceaba con pasmosa facilidad, Salomón la única que tuvo también fue por el juego aéreo, el Gol llegó por esa vía, con la asistencia de cabeza por Vizcarrondo, es decir tenemos todas las herramientas, los elementos con el cual tomar como puntal de nuestro ataque al juego aéreo.



Insistir jugar al toque, al ras de césped, sin tener los jugadores adecuados para ello, jugar así, sabiendo que la mayoría de los equipos sudamericanos nos superan en dicha faceta del juego, es ponerse a chocar con una pared, es tropezar con la misma piedra, sería la necedad de un tonto, no hablo de prescindir del juego terrestre, de dejar de tocarla, no, claro que podemos y debemos hacerlo, pero no ha de ser nuestra principal herramienta, nuestro principal juego para llegar al gol ha de ser el juego aéreo, pero no solo con la pelota quieta, con corneres, como era utilizado el juego aéreo en la era Farias, sino también con el uso de las bandas, con el desdoble por ese sector de nuestros volantes extremos, así como también con la sumatoria al ataque de Rosales, para que centren. Al jugar así abrimos la cancha, obligamos a los centrales rivales salirse a los extremos, y con ello conseguir los espacios para que vacunen nuestros atacantes; y adicionalmente, con ello, nuestra llegada con los volantes por el centro al sumarse al ataque se hará sorpresivo y no tan predecible como se ha visto en nuestros últimos juegos.



Parece que no soy yo el único que se da cuenta de ello, el Tetero Rey en su última entrevista ha hablado de ello, “La idea es jugar con desdoble por las bandas para utilizar los centros como un recurso de ataque, procurar la tenencia de la pelota y salir jugando desde atrás”.

Salo y Santos, el “SASA”, son jugadores perfectos para este estilo de juego, ambos son jugadores altos, 1,87 y 1,84 mts respectivamente, cada uno complementa al otro, el primero baza su juego en la fuerza, el choque y la potencia, el segundo en la técnica depurada, en movilidad y desmarque en el área y en el posicionamiento, uno es derecho, el otro es zurdo, uno rompe defensas y arrastra marcas, el otro busca el espacio y aprovecha los boquetes dejados al momento del arrastre de marca de su compañero, uno genera muchas oportunidades, el otro es letal, no perdona oportunidades dadas, son el yin y el yang, la combinación perfecta, son como la Tierra y la Luna, el primero más fijo, luchando con su portentoso físico con los centrales, el segundo más movido, órbitando al su alrededor, yo les veo así, juntos podría armarse las llaves de las llaves, una yunta indetenible, el yin y el yang en el Taoísmo, en las culturas milenarias orientales, son dos conceptos que exponen la dualidad de todo lo existente en el universo, describe las dos fuerzas fundamentales opuestas y complementarias que se encuentran en todas las cosas, estas dos fuerzas, son el principio generador de todas las cosas, de todo lo que se genera y sucede en la vida, Salomón Rondón y Christian Santos, el “SASA”, son las fuerzas más sublimes en nuestro ataque vinotinto, serán el principio generador de nuestros goles, de nuestras victorias a futuro, no tengo dudas de ello.

Solo imaginen esto al momento de un corner, o en una pelota quieta, la defensa contraria teniendo que contener a Salomón Rondón (1,87 mts), Christian Santos (1,84 mts), el más pequeño pero con el mayor poder de salto, Vizcarrondo (1,91 mts), Amorebieta (1,93 mts), acompañados con Tuñez (1,89 mts) o un Wilker Angel (1,90 mts) o un Chancellor (1,98 mts), señores seriamos indetenibles por arriba, y no es teoría, ya lo vimos en el último juego contra Brasil, observen el video de nuestro Gol, vean como Salo y Amorebieta se llevan las marcas, como Vizca se eleva y asiste, como Santos se mueve y se desmarca y anota, allí está nuestro gran poder, allí se encuentra nuestra mayor herramienta para llegar al gol.



Imaginen por ejemplo a Chile o Argentina tratando de contenerles, vean la diferencia abismal en sus referentes defensivos respecto a los nuestros, Salo marcado por Mauricio Isla (1,76 mts) o Zabaleta (1,76 mts), Amorebieta marcado por Gonzalo Jara (1,78 mts) o Otamendi (1,83 mts), Vizcarrondo marcado por Eugenio Mena (1,75 mts) o Funes Mori (1,85 mts), Santos marcado por Gary Medel (1,71 mts) o Marcos Rojo (1,81 mts), y la sumatoria de Tuñez, Angel o Chancellor que tendrían que ser marcados por un volante, no podrían pon arriba con nosotros, tendrían que colgarse de los nuestros para poder pararles.

El 11 con que sueño cuando pienso en esto es el siguientes:

Baroja o Hernandez

Alex Gonzalez / Vizcarrondo – Angel / Amorebieta

Rosales – Rincón

Jefreen, o Mario Rondón o Murillo - Otero, o Seijas, o Josef

Salo – Santos

* nunca Murillo y Josef juntos.

Por: Iván Nassim Agüín Parada pastornassim@gmail.com

Loading...
Suscribete vía Email :
Siguiente
« Prev Post
Anterior
Next Post »

Comentarios