Lo Último

viernes, 13 de noviembre de 2015

Administrador

Letras de fútbol │ Lamento Boliviano

 

Por: Iván Nassim Agüín Parada pastornassim@gmail.com


LAMENTO BOLIVIANO

Luego de la trepidante derrota 4 a 2 contra Bolivia, busco plantearme un análisis sensato y no hallo explicación, no voy a caer en la balurdez barata de descalificar por descalificar, hay mucha frustración, mucha rabia, pero voy a tratar de hacer una observación ecuanime del juego.

Primero, el planteamiento del juego fue el correcto, el 4-3-2-1 era el posicionamiento indicado, pararse bien atrás, poblar el medio campo en la primera linea de volantes para obstaculizar, jugar al contra golpe abriendo por las bandas, buscando una transición inmediata y golpear, ningún equipo del mundo puede proponer en la altura de La Paz, adueñarse del balón, manejarle y dominar el control del mismo, el planteamiento usado, fue exactamente el utilizado por Uruguay, la diferencia estuvo en que Uruguay si fue solida atrás, y en las ocasiones que tuvo golpeó. En fin el planteamiento era el correcto, pero lo planteado, en la cancha no se concretó.

Pero ¿por que no se concretó?, ¿será que no se tuvo piernas no se tuvo fondo físico?, si fuese esto, entonces la falla hubiese estado en una mala preparación, esto no fue el caso, Venezuela tuvo fondo físico, hubo fuelle, piernas, se corrió los 90 minutos, entonces la preparación fue buena, en este aspecto también se hizo lo correcto, aquí no se encuentra el error, por esto no hay responsabilidad.

Si el planteamiento y la preparación fue la correcta, ¿entonces que carajo fue lo que pasó? La responsabilidad a mi entender está en la mala selección y ubicación de ciertos jugadores, lo cual es total responsabilidad del DT, el planteamiento estaba correcto, las herramientas con el cual llevarle acabo, no, fue en lo que se erró, igualmente, algunos jugadores que se daban por descontado que tenían que estar en el 11, y pese jugar en su apropiada posición, fallaron, no cumplieron con las expectativas.

Primer y principal error del Chita, colocar Alexander González como lateral izquierdo, si leen todas mis LETRAS DE FUTBOL pasadas, en ninguna coloco ni recomiendo a Alexander en esa posición, esa no es su posición, en todo el juego fue evidente y notorio, la incomodidad que presentaba el jugador al estar en esa ubicación de la cancha, Alexander era el lateral derecho a poner, así lo ubiqué en mi 11 en la entrega de mi LETRAS anterior. Segunda equivocación del Chita, salir con Jefre Vargas en el lateral derecho, jamás ese muchacho debió salir en la titular, muy jojoto para la responsabilidad encomendada, esa posición era propiedad exclusiva de Alexander González; el juego se perdió en los laterales, Bolivia nos descuartizó por las bandas, todos los goles nos vinieron abriéndonos la cancha por las bandas, cambios de balón, de lado a lado, romper con ello nuestra linea defensiva, meterla al área y vacunarnos, Vargas por el lateral derecho fue un coladero, y Alexander ubicado con la pierna invertida, se enredaba con las mimas en el retroceso, allí se nos fue el partido, por tal situación, Alexander terminó despejando enredado, entregándola infantilmente hacia el centro; los indicados en los laterales, como le recomendé en la entrega anterior, era Alexander por la derecha, donde hubiese estado cómodo, entregándonos a plenitud su fútbol, y por la izquierda Carabalí, quien en el juego, cuando entró de recambio, lució un mundo, o en su defecto, Cermeño, un hombre en su banda natural; muchos por allí, los críticos de haber llevado un equipo “B”, dirán que debieron haberse llevado a Cichero, yo les respondo que están equivocados, si Cichero en el llano ya no tiene ida y vuelta, nada tenia que hacer en la altura de La Paz.

Wilker Angel se daba descontado por todos que merecía la titularidad, nadie lo tenia en duda, lamentablemente, en su gran oportunidad para adueñarse definitivamente de la titularidad, fracasó, al muchacho en el momento de la verdad, le pesó la camiseta, le faltó carácter, era notorio lo asustado, perdió su gran oportunidad, por lo menos por ahora, falló.

Rafa Acosta, verle jugar con la selección es algo que me deprime, todos sabemos de su gran talento, pero cuando se pone la camiseta Vinotinto, se pierde, se hace irreconocible, parece que estamos en el típico caso del hombre de Club y no de selección, para mi fue el peor de todos en la cancha, ni tapó, ni recuperó, ni dio salida, deambuló perdido los 90 minutos en la cancha, lo imperdonable es que el Chita nunca le sacó, cuando era el primer cambio cantado.

Los cambios fueron totalmente desacertados por el entrenador, algo que ha sido recurrente en toda esta corta época de Sanvicente en la selección, Carabalí era correcto que debía entrar, nunca debió ser recambio, debió ser titular, y jamás debió entrar como volante de 1ra línea, no tenia que salir Figuera, el cambio con el, era por Jefre Vargas, estaba de anteojito, salia Jefre, se colocaba a Alexander en su posición y Carabalí para el lateral izquierdo, esa era su ubicación. Falcón nunca debió entrar, con Blanco y Mario ya teníamos el gol, Falcón no hacia falta, lo que se necesitaba era abrir las bandas, debió entrar Josef o Murillo, no meter otro hombre de área con Falcón, el único cambio acertado, era obligado por lo deslucido de Angel, fue la entrada de Velasquez, mostró toda su experiencia y rodaje, lo reconozco, me equivoqué, y así como yo, se equivocaron muchos, Velasquez era el compañero de Lucena.

Vídeo.- Resumen Bolivia 4-2 Venezuela - 13-11-2015


La realidad es que el 11 que debió abrir con el planteamiento del 4-3-2-1 era el siguiente:

Baroja

Alexander González / Angel (con Velasquez no podemos ser adivinos) – Lucena / Carabalí

Rincón – Figuera – Seijas

Mario Rondón – Josef Martínez

Richard Blanco


Chita también mal ubicó a Rincón, le puso de arranque en el centro del tridente de la 1ra linea de volantes, como un stoper, craso error, Rincón ya no es un simple 5 rompedor, es nuestro volante de salida, quien empuja el equipo hacia adelante, el tenia que ubicarse por la derecha, tal como juega en el Génova, y Figuera por el centro de rompedor.

Esa defensa boliviana era blandita, cada vez que no los propusimos le llegamos, con Mario y Josef de extremos y Blanco de 9, con Rincón y Seijas con ida y vuelta sumándose, les hubiésemos llenado el saco, el juego nunca debió haber quedado 4 a 2, en el peor de los casos, con las fallas en defensa debió haber quedado con empate a 3, y con unos laterales estables, jamás Bolivia nos hubiese ganado, el resultado hubiese quedado al revés.

No me vengan con el cuento que se debió jugar con el equipo “élite”, ¿acaso Cichero hubiera resuelto la tronera por el lateral izquierdo?, ¿acaso Vizcarrondo lo hubiese hecho mejor que Angel en la altura?, ¿acaso Alexander por la derecha con la gran condición física para el ida y vuelta en la altura no hubiese hecho olvidar a Rosales?, ¿había otros volantes de 1ra linea disponibles?, ¿hizo falta Salo o Santos?, los que se quedaron en Margarita no eran imprescindibles, y físicamente para la altura no estaban preparados, el material que se dispuso para Bolivia era el adecuado, el problema es que fue mal utilizado.

Ahora se nos viene Ecuador, ojala la despedida de Noel Sanvicente sea digna, y su partida sea con una victoria, va ser muy difícil con la línea de volantes de 1ra linea desmembrada, muy mal por parte de Seijas, quien se hizo botar, indicativo de lo hastiados que están ciertos jugadores con el proyecto Sanvicente, la ruptura ya no se puede disimular, pero esto es harina de otro costal, es para próximas entregas, la realidad es, que el proyecto Sanvicente fracasó, se prometió una evolución, una mejora en nuestro juego, de repente sus ideas eran buenas, no sean malas, pero la realidad es, que nunca caló, es notorio el divorcio entre el manda más y sus subordinados, materia a profundizar en mis LETRAS más adelante, pero la Vinotinto, una selección, un país, es más importante que un cargo, y si el ama este país, a la Vinotinto, así gane el martes, por el bien del equipo, ha de hacerse a un lado.

Finalizo parafraseando la inolvidable canción de los Enanitos Verdes, “ni yo estoy aquí, borracho y loco, ni mi corazón Vinotinto nunca va dejar de vibrar….”, Lamento Boliviano.

Por: Iván Nassim Agüín Parada pastornassim@gmail.com

Loading...
Suscribete vía Email :
Siguiente
« Prev Post
Anterior
Next Post »

Comentarios