Lo Último

lunes, 12 de octubre de 2015

Administrador

Letras de fútbol │ Chita Sanvicente arranca las eliminatorias con el santo de espaldas

 

Por: Iván Nassim Agüín Parada pastornassim@gmail.com


“CHITA SANVICENTE ARRANCA LAS ELIMINATORIAS CON EL SANTO DE ESPALDAS”

Del vocablo popular, del refranero de los pueblos, la frase “andar con el Santo de espaldas” o “estoy con el Santo volteado”, significa estar de mala racha, con mucha mala suerte, que nada de lo que pretendes sale bien, que todo lo que te propongas te sale al revés, patas arribas, etc; luego de viajar 750 kms, rodar 10 horas de carretera para servir de corresponsal a los amigos en España de “Fútbol al Día 7”, y compartir con ustedes mis LETRAS DE FÚTBOL a través del web site GOLES VINOTINTO, colaborando con la web Face de TOMA PAPAA; uno se puede dar cuenta, que lo sucedido este jueves 08/10/2015, además de los errores puntuales, de los desaciertos en el 11, la Vinotinto contó con mucha, mucha mala suerte.

Apenas llegué al amanecer, me pude percatar que el día era perfecto, reinaba ya a las 5 y 30 de la mañana un Sol incandescente, la temperatura ambiental a esa hora ya se percibía como si estuviese en una Caracas en pleno día, cercano a las 12 meridiem; a eso de las 10 a.m me acerco a Cachamay en búsqueda de mis credenciales, y les puedo asegurar que todo pintaba a que quien jugase fútbol a pleno día esa tarde, si no estaba acostumbrado, iba a salir achicharrado del campo, el sol y la humedad sofocante era impresionante, solo caminar del estacionamiento a la sala de prensa y volver, me dejo extenuado, sediento, con la respiración entrecortada, conozco el sol inclemente de la costa o en Barquisimeto, Falcón, por esos lares, la humedad y calor de una Cumaná o Guanare, pero la sensación ambiental de Puerto Ordaz, está en otro nivel, niveles de luchar por la supervivencia.

Todo parecía estar listo como lo planeado, para ello se planificó jugar en esta ciudad y en horario diurno, y de repente, una hora antes del juego, inexplicablemente, pese a encontrarme en un sector de la ciudad en donde no cayó ni una gota, sin ser esta ciudad una gran metrópolis de grandes distancias entre polos, comienza a sentirse fuertes ventarrones, vientos huracanados, observo a la distancia el firmamento, dirijo mi vista a donde se encuentra el estadio, y como si les hablase de una Historia de brujas y terror, una gigante nube de gris pizarra, cargada de electricidad, se posiciona justamente sobre Cachamay, me informan que en el Estadio cae una tormenta con fuerte lluvia, la misma no dura mucho, el fuerte viento rápidamente se llevó el temporal, eso me tranquiliza, me digo, “bueno no ha pasado nada, simplemente hoy el campo no se tiene que regar”. Llego al Estadio, mucha gente, pero noto que la mayoría no es gente futbolera de verdad, me acerco al campo, es lo que me preocupa, no está en las mejores condiciones, la lluvia tampoco fue algo grave, y el drenaje ha sido bueno, no hay charcos, ni baches, lo que si noto, es que la grama está muy nueva, resembrada, no esta bien afianzada al terreno, jabonosa, como el musgo sobre las piedras de un río, algo más alta de la costumbre, pero con unos buenos tacos se puede jugar, se puede tocar, se puede jugar al fútbol, no es ningún potrero enlodado para jugar al pelotazo.


Lo que si impresiona, es que el clima es benigno, el viento se ha llevado la humedad, el sol ha desaparecido, son las 4 p.m y pareciese ya las 6 y 30 de la tarde, el clima es agradable, pregunto a los citadinos, ¿desde cuando no llovía?, me responden, desde el último juego de la Vinotinto, desde hace un mes, re pregunto, ¿y este clima tan extraño?, responden, es la tarde más fresca en años; y es allí donde entro en cuenta y me digo, “Señores este Chita está salado”, mal presagio sentía, solo llueve torrencial cuando juega la Vinotinto, y el clima exagerando, está como si jugásemos en la Colonia Tovar.



Va comenzar el juego, me extraña tanto que el equipo no haya salido al terreno a calentar, el 11 que lanza al campo Sanvicente también sorprende, no juegan los habituales, ¿sale con un 11 sin precedentes? ¿Haber trabajado más de un año y arrancar las eliminatorias haciendo ensayos?, ¿No hacer ensayos en los amistosos, y en el juego oficial ponerse ha inventar?, algo huele mal en Dinamarca, preocupa en demasía que ya para estas fechas, el Director Técnico, el Cuerpo Técnico no tenga claro, como, con quien va jugar, así no se necesita mala suerte, solo con suerte se puede ganar. Sorprende con Lucena de central, me respondo, “bueno el hombre lo tiene claro, si quiere presionar alto en bloque, con dos centrales lentos no lo puede jugar, Lucena no vuela, pero un poco más rápido es” el cambio me agrada, ¿Maestrico y no Vargas?, “bueno Maestrico ya tiene 10 días trabajando con el Chita, si alguien debe tener la idea clara de lo que quiere el DT es él, además con la salida de Arango, quien carajo le pega a las faltas directas y a los cobros de corneres, no tenemos a Julio Álvarez, Chita no lo quiere, el Maestrico tiene que ser”, waoooooo, ¿abre con Jeffren Suarez, un jugador con solo 20 minutos con la selección?, ¡gran apuesta!, “yo estoy claro que ese es el hombre, lo tengo en el 11 de mi LETRAS DE FUTBOL anterior, pero jamás pensé que el Chita con su conservadurismo arrancase con el”; ummmmmm, ¿arranca con Juan Falcón?, “eso si no se la compro, podrá ser mi hombre de confianza, mi perro amaestrado que hace todo lo que le pida sin racionamiento, pero no puedo ir a la batalla por un Mundial, a un juego internacional con un hombre que solo tiene 15 minutos jugados con su Club en un mes, ta bien, no confiá en Santos pese a su gran momento, el chamo tiene muy pocos minutos de vuelo con la sele, pero yo prefiero abrir con otro, con Josef, ese era el hombre, podrá no tener buen momento, pero está corrido en juegos de eliminatorias, y ve, aunque pocos, más minutos en su Club que Falcón, aquí si es verdad que el Chita de plano se equivocó”.

Arranca el juego, suena el pitazo inicial, minuto 5 error de Cichero en la defensa, inexplicablemente, mete pase rastrero al área y se la entrega al paraguayo, gracias a Dios el guananí no la supo resolver, minuto 13 Venezuela tiene la iniciativa, maneja el balón, pero sin claridad en los metros finales, minuto 15, Ortigoza aprovecha otro error de Cíchero, toma su espalda, lo agarra mal posicionado, muy adelante, y le pone una genial pelota en profundidad a Derlis González, se viene un mano a mano con nuestro arquero, milagrosamente se resbala al entrar al área y su chut sale desviado, de todas maneras el arbitro estaba a nuestro favor, ya había pitado un fuera de lugar inexistente. Minuto 25, falta peligrosa a favor de Venezuela, mal cobro del Maestrico González, el balón se va muy por encima del arco, minuto 30 otra falta peligrosa a favor de la Vinotinto, toma el balón Salomón Rondón, en realidad no se quien le habrá dicho que es un hombre para cobrar tiros directos a balón parado, es que ni es hombre para cobrar penales, horrendo tiro libre, Salo envió a la luna su disparo, para cobrarlos en Rugby si sería bueno; minuto 34, la primera y única verdadera gran oportunidad de Venezuela, Seijas prueba de media distancia, con disparo de zurda que pasó a centímetros del arco guaraní, el balón no agarro la rosca esperada, parecía un gol cantado, lastima, hubiese sido un maravilloso gol, minuto 38, Venezuela arma una contra, Tomas Rincón sale con el balón atado a sus pies, y recibe una brutal patada de Richard Ortiz, sale barato, para mí era una clara roja directa y no amarilla, lo barre ex profeso y adicionalmente levanta la pierna, el juego llega al minuto 45 + 1, el principal del partido anuncia el fin de la primera parte.

Analizando lo visto, para mi está mas que claro, que Maestrico González no puede salir para la segunda parte, se ve perdido en la cancha, juega a un ritmo distinto a los otros, podrá versele volar en nuestro fútbol local, pero lo años no pasan en vano, ya no tiene el pique con el cual competir a nivel internacional, por el metería a Ronald Vargas, creo que unir su magia a la mostrada por Jeffren serviría claramente para romper el cerrojo paraguayo. Otro cambio que se avizora venir, es el de Falcón, nunca debió abrir, en pocos minutos trascurridos del segundo tiempo, el momento de Santos ha de llegar; también, tengo claro que Jeffren, el mejor de todos los jugadores en cancha por largo, al venir saliendo de un gran parón, no tiene piernas para jugar 90 minutos, habrá que llevarlo hasta donde dé, y por el, Murillo o Josef a de ser el recambio ideal.

Arranca el segundo tiempo, minuto 52, aunque Venezuela se ha apoderado del partido, el es dueño del balón, no hay conexión entre los volantes y los atacantes, estos últimos han estado muy estáticos, es evidente que se necesita una movida de mata arriba, si es que queremos que caigan los mangos; minuto 57, bonita diagonal de Jeffren Suarez desde la banda derecha, deja a sus marcadores regados en el piso, se procura espacio al entrar al área, lo consigue, su disparo lleva peligro, pero pasa un poco arriba buscando la escuadra del segundo palo, han trascurrido 57 minutos y este es apenas nuestro segundo disparo, y no por nuestros atacantes, sino por un volante 8 y un extremo, los hombres de arriba no le han llegado balones, pero es que tampoco han buscado los espacios por donde se la puedan entregar, es grave lo que se ve, nuestros delanteros siguen estáticos y con poca mordiente. Minuto 62, cambio en Venezuela, sale César González y entra Alejandro Lobito Guerra, cambio tardío para mi entender, Maestrico para el 2do tiempo no debió salir, hubiese preferido a Vargas como anteriormente les comente, pero la entrada del Lobito entra en la lógica, así, que no está mal; minuto 70, Centro-remate del “Lobo” Guerra, el arquero de Paraguay sale a cazar Mariposas, falla, luce muy mal, deja pagando la esférica, ¿pero donde están los arietes, los hombres del área?, no aparecen, se quedan mirando, es molesto ya verles en lo estáticos que están, tanto así, que el arquero tiene tiempo en reponerse y volverla a tomar; minuto 73, Venezuela entra en el desespero, Chita apremiado mete a Josef y Murillo buscando la manera de romper el celofán, minuto 81, Venezuela busca desesperada los espacios, Josef Martínez ganó un balón dividido en el área paraguaya, y cuando ya se estaba perfilando para mandarla a guardar, inexplicablemente, el principal colombiano interpretó el robo del balón como falta, minuto 83, se arma una contra Venezolana, Salo sale del área y recibe, Murillo prende los motores pidiéndola a gritos para que se la lancen al espacio por la derecha, pero Salo piensa mucho en pasar, la entrega tarde y de mala manera, Murillo se ve obligado a meter el freno de mano, para poder recibirla, se la pusieron atrás, ya no hay nada que hacer, perdió el impulso para desbordar; minuto 85 pase largo intrascendente de los Paraguayos buscando a su ariete, era un simple rechace de Vizcarrondo, pero el hombre siente los pasos del delantero rival, se desespera y se enreda, deja correr el balón, para darcela al arquero con el pecho, no se entiende con el arquero, falta de comunicación, agarra mal parado a este último entregándosela en realidad al rival, Derlis Gonzalez no puede desaprovechar semejante regalo, solo la tuvo que empujar, un balde de agua fría, Paraguay 1 Venezuela 0, Venezuela intenta hacer a la macha en los últimos minutos lo que no hizo en 89 minutos, contragolpe Paraguayo con una Venezuela donde reinaba el desorden, una clara que Paraguay dejo pasar, minuto 90 + 3, pitazo final.

Vídeo.- Resumen Venezuela 0-1 Paraguay. 08/10/2015

Bueno, Venezuela no es que jugó mal, no, se cumplió con la filosofía del entrenador, se tuvo control y manejo del balón, en un 57% fue nuestro, el problema fue la falta de movilidad de nuestros atacantes, lo del gol fue mucha mala suerte, aunque también el fútbol no perdona, y pasa sus facturas, Vizcarrondo pagó por su falta de ritmo y continuidad en su club, la defensa pagó por el típico desajuste y falta de seguridad cuando juegan dos centrales por primera vez, la sintonía y coordinación entre los centrales se gana con horas de vuelo juntos; creo que la derrota en realidad se materializa en el camerino, al hacerse la pizarra, todo se inicia con la mala escogencia de Falcón, y el incumplimiento en la confianza brindada por el Chita por parte del Maestrico González, Lucena cumplió, y lo de Jeffren, la única buena noticia de la tarde noche, su juego fue magistral, el mejor de todos, ha condenado a la banca al Lobito Guerra.

Solo queda pensar en Brasil, ahora vamos con la obligación de puntuar, y no solo puntuar para permanecer en carrera, sino para elevar la moral del grupo; anoche tuve la oportunidad de hablar largo y tendido con Christian Santos en el Hotel de concentración, cuando le nombré la posibilidad real de jugar contra Brasil, los ojos se les iluminaron, tiene grandes ganas de ponerse la camisa y sudarla, y creo que ha llegado la hora de darle la oportunidad, Venezuela un equipo históricamente sin gol, que solo ha metido 2 goles en sus 5 últimos juegos, menos de medio gol por juego, no puede darse el lujo de dejar en el banco, al segundo mejor goleador de Holanda, que ha anotado prácticamente 30 goles en año y medio, si el problema esta arriba, hay que menear la mata para ver si algo cae, arriba tiene que haber cambios, cambios radicales, no verlo así, es simplemente ponerse la soga al cuello, el fútbol consiste en meter goles, y el que los mete goles tiene que jugar, es igual que en el baseball, el juego de pelota consiste en hacer carreras y para poder hacerlas tienes que batear, quien batee 400, así se les valla los rolings entre las piernas, en la alineación hay que buscarle un lugar.

Mi 11 contra Brasil:

Baroja

Rosales – Vizcarrondo/ Tuñez – Amorebieta

Rincón – Seijas

Jeffren – Vargas
Santos

Salomón Rondón

Por: Iván Nassim Agüín Parada pastornassim@gmail.com

Loading...
Suscribete vía Email :
Siguiente
« Prev Post
Anterior
Next Post »

Comentarios